• Invitado
  • Últimos Temas
  • Últimos temas
    » Fate LoE modelos lel
    Ayer a las 1:51 pm por Okita Souji

    » Reproductores
    Lun Jun 19, 2017 3:36 pm por Okita Souji

    » Firma Dazai
    Lun Jun 12, 2017 6:22 pm por Okita Souji

    » Biiiigby
    Sáb Jun 10, 2017 7:30 pm por Okita Souji

    » Denisse
    Dom Jun 04, 2017 11:47 pm por Okita Souji

    » Jeff
    Jue Jun 01, 2017 10:32 pm por Okita Souji

    » NORMAS DEL FORO
    Mar Mayo 16, 2017 7:07 pm por Okita Souji

    » Ethancito
    Lun Mayo 08, 2017 2:28 pm por Okita Souji

    » Vegemite
    Vie Abr 28, 2017 1:08 pm por Okita Souji

    Afiliados
    Hermanos
    Loving Pets photo untitled45.png
  • Elite
  • Directorios

  • Dancing under the cherry blossoms

    Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

    Dancing under the cherry blossoms

    Mensaje por Okita Souji el Lun Ago 10, 2015 9:22 pm

    Se encontraba caminando entre los arboles de cerezo desde hace ya un buen rato, como si fuera algun clase de perro vigilando el territorio que se le habia dado a proteger. Una de sus manos encanzaba por el interior de su kimono obserbando los pequeños petalos rosados caer a unos centimetros de su rostro. Era un escenario hermoso, era una lastima que aquellas flores no llegaban a vivir mas alla de un par de semanas. Ciertamente la vida era un respiro.

    Una presencia nueva habia perturbado su tranquilidad, deteniendose un momento antes de intentar acercarse con cautela. Probablemente era un intento en vano pues cualquiera con una percepción de mana decente se daría cuenta que habia un servant vagando por el bosque. Se asomó en un inicio pero luego comenzó a caminar hacia el otro con cierto descaro. Podía decir que se trataba de otro servant y una sonrisa traviesa se dibujó en sus labios.

    Le escuchó hablar mientras dejaba reposar su mano sobre el mango de su espada al percibir algo de hostilidad en el desconocido, pero antes de poder responder había sido atacado con lo que parecía ser magia. Tomó su katana mientras se preparaba para defenderse de aquella rafaga de algún modo.

    Ataque 1:
    [roll]2d12[/roll]

    Datos de Okita:
    Spoiler:
    FUERZA/ATAQUE: B » +25
    RESISTENCIA/DEFENSA: D » 125 HP
    AGILIDAD: A » +10/-10
    ENERGÍA MÁGICA/MANA: D » 125 MP (+2 defensa magica)
    SUERTE: D » dados >= 11
    NOBLE PHANTASM: B
    avatar

    Mini foto :
    Mensajes : 210
    Sexo : Hombre
    Fecha de inscripción : 21/02/2012

    Ver perfil de usuario
    Okita Souji
  • Servant Errante • Saber 4★
  • Volver arriba Ir abajo

    Re: Dancing under the cherry blossoms

    Mensaje por Okita Souji el Lun Ago 10, 2015 10:57 pm

    Resultado:
    Spoiler:

    ATAQUE 1 SKIRNIR: 28 + 15 = 43
    DEFENSA 1 OKITA: 5 + 4 (Agilidad) + 2 (Mana) + 6 (Eye of the mind) = 17
    RESULTADO: Skirnir hace 26 puntos de daño - 4 de defensa de Okita = 22 x 0.5 (Magic Resistance) = 11

    La agilidad de Okita baja en 2 rangos por Weak constitution y el ataque de Skirnir.

    PUNTOS DE VIDA

    OKITA: 114/125 HP || 125/125 MP
    SKIRNIR: 150/150 HP || 150/200 MP

    Desenvainó su espada tratando de defenderse del ataque de algún modo, bloqueó con esta y esperó a que pasara. Por suerte la magia no era muy efectiva y logó deshacer la gran mayoría en cuanto hizo contacto con la hoja de su katana. Por un momento sintió un leve dolor en su pecho, pero rapidamente se recuperó.

    Era su turno, no tenía razones para ser amable si el contrario habia dejado sus intenciones mas que claras. Comenzó a caminar con tranquilidad en su dirección, con una sonrisa ladina en los labio, y repentinamente, la distancia entre ambos se hizo igual a 0. Atacó con su katana en seguida.

    Reduced Earth: (+6 al daño, 8MP)
    Ataque 1:
    [roll]2d12[/roll]

    Eso ha sido muy descortés, pero si lo que quieres es una batalla, no me negaré – Pronunció con cierta pasión en los ojos, si había algo que le emocionaba, era pelear hasta ver la sangre correr. No dió mas respiros y volvió a atacar con una increible agilidad.

    Ataque 2:
    [roll]2d12[/roll]

    Ataque 3:
    [roll]2d12`[/roll]
    avatar

    Mini foto :
    Mensajes : 210
    Sexo : Hombre
    Fecha de inscripción : 21/02/2012

    Ver perfil de usuario
    Okita Souji
  • Servant Errante • Saber 4★
  • Volver arriba Ir abajo

    Re: Dancing under the cherry blossoms

    Mensaje por Okita Souji el Vie Dic 30, 2016 7:31 pm

    http://placehold.it/562x204
    avatar

    Mini foto :
    Mensajes : 210
    Sexo : Hombre
    Fecha de inscripción : 21/02/2012

    Ver perfil de usuario
    Okita Souji
  • Servant Errante • Saber 4★
  • Volver arriba Ir abajo

    Re: Dancing under the cherry blossoms

    Mensaje por Okita Souji el Dom Ene 08, 2017 5:57 pm

    ¿Acaso el tiempo había dejado de transcurrir? Podría jurar que había pasado semanas desde que veía los pétalos de las flores de cerezo caer... ¿O tan siquiera había una época en la que no lo hacían? Por mas que lo intentara no podía recordar ningún momento desde antes de que los cerezos florecieran ¿En que tipo de lugar estaba?

    Era increíblemente doloroso como los cerezos en aquel lugar le recordaban su propia vida. Existencias efímeras que ahora estaban condenadas a marchitarse por siempre, sin conocer nunca su final. No estaba seguro si aquello era una maldición o una segunda oportunidad, pero al menos esta vez podía pelear hasta el fin. Ese era su único deseo.

    Después de haber dado una vuelta por el pueblo ahora estaba sentado a la sombra de uno de los arboles que se engalanaba con sus flores rosadas mirando por un momento la caída errática de los pétalos hasta llegar al suelo. Tenía un pañuelo en una mano, con el puño cerrado de tal forma que no había forma de ver lo que había dentro de este, aunque pronto lo guardó en su kimono, dejándolo en un lugar accesible, por si llegara a necesitarlo más adelante. Sacó su preciada katana de su vaina y la extendió frente a el, simplemente apreciándola, viendo los pequeños copos rosados a través del distorsionado reflejo de su hoja. ¿Cuantas vidas habían acabado con esa espada? No podía decir que se arrepentía ¿Ese era su pecado? No lo sabía. Nunca fue muy religioso para empezar.

    Volvió a envainar su katana y se levantó usando esta como soporte, por alguna razón sentía que había tenido un día agitado a pesar de que todo lo que había hecho era caminar por ahí, aunque no lo admitiría. A pesar de que normalmente se le conocía como el bromista que nunca paraba de reír, en aquel momento era incapaz de encontrar su sonrisa. Al inicio había pensado que aquel lugar traía recuerdos cálidos, pero ahora se había vuelto tan monótono que simplemente esperaba que terminara en algún momento. Era como estar atrapado en una pintura donde el tiempo se había paralizado.

    Empezó a caminar de nuevo, dejando su katana descansar en su cintura mientras se aventuraba nuevamente en el bosque. Sin embargo, esta vez fue diferente. Detuvo sus pasos en sorpresa al escuchar el inconfundible sonido de una pelea a lo lejos. Por un momento pensó que tal vez era alguna clase de alucinación, pero aún así se acercó a la fuente con las esperanzas de que no lo fuera.

    Se acercó con cuidado hasta se capaz de distinguir la figura de dos personas entre la maleza. Tuvo cuidado de no hacer ningún ruido para no interrumpir el duelo, aunque cuando estuvo ya lo suficientemente cerca para contemplar la cara de los participantes, este ya había terminado, con la victoria de la persona que llevaba el haori del shinsengumi. Los ojos del castaño se abrieron incredulamente al distinguir la silueta de su compañero de patrullas y uno de sus mas cercanos compañeros, Saito. Se detuvo de mostrarse al notar que se había puesto a orar, pero una nueva presencia no tardó en hacerse notar, cargando consigo de la misma manera un haori azul y blanco.

    Fue como su hubieran apretado su corazón una vez tras otra. Souji tuvo que cubrir su boca para no hacer ningún ruido cuando vio la cara del nuevo hombre, ocultándose detrás de un árbol mientras trataba de recuperar la compostura. Se sentía como una eternidad desde la ultima vez que los había visto, y estaba muy contento por eso, pero estaba consiente de que ninguno de los dos era muy bueno con la euforia de otras personas, tenía que relajarse.

    No pasó mucho tiempo, pero se imaginaba que Hijikata se quedaría sin palabras en aquel tipo de situaciones. Después de soltar un largo suspiro, salió de su "escondite" y se acercó a ambos, con su típica sonrisa en la cara, como si nada hubiera pasado – Ow ¿Ambos trajeron su haori? ¡Deberían de haberme dicho! – Fue lo primero que dijo claramente bromeando, cruzando los brazos – Y tampoco puedo creer que me dejen la parte de hablar a mi – Molestó, mirando a ambos de forma intercalada. Estaba muy emocionado y su corazón latía como loco, pero actuaría como si nada, al menos por ahora.
    avatar

    Mini foto :
    Mensajes : 210
    Sexo : Hombre
    Fecha de inscripción : 21/02/2012

    Ver perfil de usuario
    Okita Souji
  • Servant Errante • Saber 4★
  • Volver arriba Ir abajo

    Re: Dancing under the cherry blossoms

    Mensaje por Okita Souji el Miér Ene 18, 2017 11:05 pm

    Volver a escuchar sus voces de nuevo después de lo que había parecido una eternidad era bastante nostálgico, tanto que sentía que en algún momento iba a ser abrumado por todos los sentimientos. Aún así hizo lo posible para no derramar ninguna lagrima, no podía darse el lujo de mostrarse débil, en especial cuando se encontraba frente aquellos dos. Alguna que otra vez se había debatido si eran realmente humanos y no unos muñecos de piedra.

    Hajime incluso había respondido con total seriedad su broma, pero en ese momento lo único que hacía que conmoverlo aún más. Mostró una tímida sonrisa de sincera felicidad que se amplió aún mas al escuchar las palabras de Hijikata-san, estaba tratando lo mejor que podía en ocultar sus sentimientos, pero seguramente su rostro lo traicionaba. En ese punto lo hacía meramente para no comenzar a llorar como una nena, sería vergonzoso.

    Por un momento únicamente se limitó a escuchar a sus queridos compañeros, sonriendo tontamente hasta que vio obligada su intervención. La verdad no estaba seguro de la naturaleza de aquel lugar y tampoco se iba a poner a buscarle alguna explicación lógica – ... No creo que estuviéramos en el mismo lugar – Respondió bajo con un tono inusual en su voz, algo serio – He estado solo todo este tiempo – Continuó con una leve sonrisa nostálgica en su rostro.

    La verdad tenía muchas cosas que decir. Tantas que ni siquiera sabia por donde empezar y su silencio se alargaba mientras miraba al suelo y apretaba sus puños en indignación a si mismo por dudar tanto. Antes que siquiera darse cuenta, algunas lagrimas lograron escapar de sus ojos – Saben... Sentía que tenía muchas cosas que de que hablarles, pero realmente no se que decir – Limpió con la manga de su kimono algunas de sus lagrimas levantando un poco el rostro – ... Los odio un poco por dejarme atrás – Fue realmente difícil pronunciar aquellas palabras y hacerlas pasar por el nudo que se había formado en su garganta.

    Empezaba a sentirse tan indefenso como un niño abandonado y no era muy fanático de aquella sensación, sin embargo, no había forma de detener sus lagrimas – Se que no es su culpa, pero... No tengo idea de como sentirme respecto a eso – Luchó contra los sollozos y como resultado una voz quebradiza salió de su boca. Empezaba a sentirse molesto consigo mismo por no tener idea de como controlarse y apretó aún mas sus puños en frustración – ... Lo siento... – ¿Porqué se disculpaba? ¿Por llorar? ¿Por odiarlos? ¿Por no haber estado con ellos hasta el final? No lo sabía, simplemente había sentido la necesidad de decirlo.

    Sin realmente nada mas que decir se acercó a Hijikata en silencio, había llegado a crecer lo suficiente para ser un par centímetros más alto que el, la prueba irrefutable de que ya no era un niño. No recordaba cuando había sido la ultima vez que lo había abrazado, pero estaba claro que no importaba las cosas que podía decirle cuando estaba enojado o lo mucho que lo molestara, Hijikata siempre había sido como una familia para el y lo apreciaba mucho por ello.

    Llorar no era algo que hiciera normalmente y dudaba que alguna vez lo hubiera hecho en vida frente alguno de los presentes. Aún en situaciones difíciles se había dedicado a canalizar sus sentimientos de alguna otra forma, o de una simplemente reduciendole importancia para no preocupar a los que lo rodeaban, tal y como pasó con la tuberculosis.
    avatar

    Mini foto :
    Mensajes : 210
    Sexo : Hombre
    Fecha de inscripción : 21/02/2012

    Ver perfil de usuario
    Okita Souji
  • Servant Errante • Saber 4★
  • Volver arriba Ir abajo

    Re: Dancing under the cherry blossoms

    Mensaje por Okita Souji el Miér Ene 25, 2017 10:25 pm

    Apoyó la cabeza en el hombro de Hijikata, apretando los dientes para evitar sollozar, aunque muchas veces se le escapaban algunos espasmódicamente. Por un momento creyó que no iba a poder ser capaz de parar su llanto, en especial después de que Hijikata correspondiera el abrazo, mostrando esa calidez de la que pocas veces había sido testigo en vida. No hacía falta decir que siempre había detestado lo frío y soso que era en la mayoría de las ocasiones o lo falto de tacto que podía llegar a ser.

    Sin embargo, en el momento que escuchó las palabras de los antiguos sub-comandante y capitán perdió incluso las ganas de sentirse triste. No sabía si seguir llorando o reírse de lo increíblemente insulsas y embarazosas que eran aquellas palabras. Una sonrisa se formó en los labios mientras Hijikata estrechaba el abrazo, riendo bajo y casi sin ganas antes de que se separara. Giró solo un poco su rostro para limpiarse las lagrimas de uno de sus ojos con el costado de su mano – Jaja... ¿Que clase de mierda sentimental y depresiva es esa? – Cuando Hijikata se separó de el procedió a secar las lagrimas de su otro ojo, viendo a ambos con una leve sonrisa en los labios – Bueno, supongo que es mi culpa... No se porque esperaba más de ustedes – Dijo en un tono un poco más normal en su voz.

    Esperaba aligerar un poco la atmósfera y no llevarse un grito de parte del sub-capitán; aunque ya se iba preparando para eso por si acaso. Su tolerancia hacia Souji de vez en cuando era demasiado baja, aunque el castaño no podía negar que a veces pecaba de malévolo y se aprovechaba de esto para hacerle hervir la sangre. Sin ninguna razón en concreto, solo por el simple hecho de divertirse. Debía admitir que muchas veces se cansaba de que tuviera siempre un ojo sobre el y fuera tan estricto, pero también había sido siempre la mano derecha fiel a Kondou-san y en serio apreciaba eso. Podría decir que era una parte esencial del Shinsengumi.

    En serio le gustaría poder volver a ver al resto de los capitanes del Shinsengumi, incluso a las tropas completas si de alguna forma fuera posible. Uno de los tantos deseos que podría pedir si tuviera la oportunidad. La verdad no era como si tuviera un deseo en si que quisiera cumplir, se conformaba con ser capaz de luchar hasta el fin, hasta su ultimo aliento y no repetir lo que había pasado en vida. Nada la iba a detener ahora, absolutamente nada, ni siquiera su estúpida enfermedad.

    Por el momento iba a mantener en secreto el hecho de que aún como en el Trono de los Héroes había sido maldecido por la tuberculosis. En especial no quería que Hijikata se enterara, odiaría pelearse con él cuando a penas volvían a encontrarse. Por otro lado no creía que Saito le importase mucho... O al menos sabría respetar mejor sus decisiones. Si escuchaba a alguien decirle que "No se esforzara mucho" era seguro que no lo toleraría.

    Se acercó ahora a Saito con una cálida sonrisa y lo rodeó con sus brazos en un abrazo fraternal. Ya se había calmado por completo, así que era alguna forma de decirles que no tenían de que preocuparse – En serio los extrañé... A ustedes, a todos... – Dijo en un murmullo. Al fin y al cabo el Shinsengumi había sido su familia, los apreciaba mucho y de igual forma siempre los había mantenido en su corazón... Aunque no lo diría... No era tan soso para decir esas cosas – Esperemos por el día en el que podamos reunirnos todos de nuevo – Agregó, aún estrechando a su compañero, con una amplia sonrisa dibujada en los labios.
    avatar

    Mini foto :
    Mensajes : 210
    Sexo : Hombre
    Fecha de inscripción : 21/02/2012

    Ver perfil de usuario
    Okita Souji
  • Servant Errante • Saber 4★
  • Volver arriba Ir abajo

    Re: Dancing under the cherry blossoms

    Mensaje por Okita Souji el Jue Mar 09, 2017 11:06 pm

    No pasó mucho tiempo antes de que se separara de su compañero, simplemente mostrando una alegre sonrisa en respuesta a sus "regaños". Estuvo a punto de dar alguna excusa, pero sabía que las explicaciones no iban a ser suficiente para aquel par y decidió quedarse para el sus palabras. No creía que fueran capaces de entender lo abrumador que había sido para él, un peso emocional que seguramente hubiera sido menor con otras personas o solo uno de ellos a la vez. Los extrañaba a todos sin duda alguna, pero los sentimientos que acarreaban con ellos no tenían porque ser los mismos.

    El giro que tomó de pronto la conversación lo tomó por sorpresa y algo de ello se mostró en su rostro. Un Saito motivacional era una de las ultimas cosas que se hubiera imaginado de él, pero tampoco era algo malo. De cierta forma tenía razón en lo que decía, pero no era tan simple para el castaño olvidar el pasado y seguir el futuro... En especial cuando su muerte le pisaba los talones y le recordaba que aquella "nueva vida" no era más que una ilusión. No había ningún futuro al que ir, su historia ya había terminado. Lo único que le quedaba era dar lo mejor de si en una guerra que ni siquiera era suya para restaurar su orgullo como guerrero. Luchar una vez y otra, y otra...

    Odiaba ser el realista aguafiestas, era algo que simplemente no cabía en su personaje. Alegre sin preocupaciones, así debía ser Okita, ¿no? Ya había roto eso lo suficiente por hoy. Además, no tenía el corazón para decirle aquello al par que tenía en frente cuando se mostraban ilusionados ante la idea. Podía notarlo con facilidad a través de los rostros serios y sonrisas ocasionales, realmente querían hacerlo aunque fuera un sueño infantil y nada más, y en el fondo, Souji también lo deseaba.

    – Claro, suena bien ¿porqué no? – Respondió con una sonrisa amplia ante la mirada de Hijikata. No podía evitar sentirse preocupado de cierta manera pues... Iban a descubrirlo tarde o temprano. No tenía idea de como iban a reaccionar si descubrían la tuberculosis lo había perseguido aún después de la tumba, pero no esperaba buenas cosas en lo absoluto. Ser desplazado por estar "incapacitado" para alguna misión era una de las peores sensaciones que había experimentado y no sabía si iba a ser capaz de contenerse si volvía a pasar.

    Esperaba que el momento en el que se dieran cuenta llegara mas tarde que temprano y simplemente quería disfrutar del tiempo que tenía junto a ellos aunque fuera alguna clase de ilusión efímera – Si está decidido entonces ¿A donde iremos para empezar? – Preguntó con su típica sonrisa en la cara. Sentía que cualquiera de los dos sería un mejor líder en esa situación que él, e iba a estar más que contento con simplemente seguirlos hasta el fin del mundo. Además, podía ser que por su parte no había mucho que contar, pero estaba ciertamente ansioso por escuchar las historias del capitán y sub-comandante.
    avatar

    Mini foto :
    Mensajes : 210
    Sexo : Hombre
    Fecha de inscripción : 21/02/2012

    Ver perfil de usuario
    Okita Souji
  • Servant Errante • Saber 4★
  • Volver arriba Ir abajo

    Re: Dancing under the cherry blossoms

    Mensaje por Contenido patrocinado



    Contenido patrocinado
  • Volver arriba Ir abajo

    Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

    - Temas similares

     
    Permisos de este foro:
    No puedes responder a temas en este foro.